¿Quiénes somos?

102-1, 102-5

Nuestras familias se encontraron para conversar, reírse y disfrutar alrededor de las expresiones lúdicas y artísticas en nuestros parques recreativos.

Una empresa social que conecta desde la posibilidad a las familias que toman decisiones con propósito, desarrollan sus capacidades y se consolidan; a las empresas que entienden el crecimiento y la productividad en función de las personas, y a las regiones con alto potencial.

Nacimos hace 65 años como resultado de un pacto voluntario entre empresarios y sindicatos para mejorar la calidad de vida de la población trabajadora. Hoy, desde el empoderamiento y la gerencia sobre la propia vida, trazamos nuestro propósito superior: consolidar y expandir la clase media trabajadora antioqueña para que sea consciente, libre, productiva y feliz.

Nos referimos a la clase media como una mentalidad, una manera de ver el mundo, una actitud de vida que trasciende el desarrollo y que construye buena parte de la dignidad humana a partir del valor del trabajo y de la familia.

El poder transformador de la clase media

«En todos los países y sociedades la economía se moviliza a medida que esa clase media se expande, crece y se fortalece. Los emprendedores, por ejemplo, son los que generan el nuevo desarrollo; los creadores, artistas, filósofos y pensadores son los que construyen la dignidad y la cultura de un país.

Pero, además, la clase media cuando se consolida es el resultado de una sociedad que es capaz de tener movilidad social, entendiendo este concepto como la posibilidad de que los hijos lleguen más lejos que los padres, o que a los 50, 60 o 70 años las personas vayan mucho más adelante en la vida que quienes iniciaron su experiencia laboral a los 17, 18 o 20 años.

La clase media, que durante la última década pasó de 48% a 70% en la población colombiana, son aquellas personas que saben que deben estudiar mucho para aprender, que tienen que ahorrar para lograr avances económicos y trabajar duro para evolucionar en el mundo de la organización, de la empresa, del emprendimiento y poder ser más felices. Son quienes reflexionan profundamente sus decisiones ciudadanas para participar de la sociedad y ayudar a construirla; quienes viajan porque quieren encontrarse con el mundo; o que leen porque quieren hallar a la humanidad y encontrarse con los ancestros; son aquellos que van a cine o asisten a un concierto porque creen que ahí está lo más importante de la vida humana; que cuidan su cuerpo y su mente, que fortalecen las relaciones con los demás y respetan el planeta en el que viven. Para Comfama esa es la clase media: las personas que se hacen cargo de su vida y de su relación con el mundo.

Comfama se aproxima a la idea de la clase media no desde la carencia, y se acerca a las regiones de Antioquia no desde la pobreza, y se relaciona con las empresas no desde la desconfianza, y se sienta a trabajar con los trabajadores no desde la idea de que ellos no quieren trabajar; lo hace desde lo positivo, desde lo posible, desde un concepto de abundancia, porque cree que, como decía el biólogo y filósofo Humberto Maturana: ‘Si cambiamos nuestras conversaciones, cambiaremos el mundo'».
David Escobar Arango.