Gestión ambiental

En Comfama contamos con una política ambiental que promueve el consumo responsable, la protección y la conservación de los recursos naturales para gestionar los impactos y los riesgos en las personas y en el ecosistema, durante la prestación de nuestros servicios. Para esto:

  • Focalizamos los esfuerzos en el manejo integral del recurso hídrico y uso eficiente de la energía, orientados a la optimización de las fuentes de consumo, uso racional y mitigación del impacto ambiental.
  • Gestionamos de manera integral los residuos con un enfoque sistémico en la minimización de la generación, reutilización, reciclaje, tratamientoy disposición final.
  • Velamos por la protección y conservación de las especies de flora y fauna presentes en nuestras sedes.

303-1

Le damos valor al agua como el recurso vital para preservar la existencia. Por ello, su consumo es el aspecto ambiental más significativo para nosotros, siendo crítica su disponibilidad para los servicios en nuestros parques recreativos, de salud y, en general, para el funcionamiento de las sedes.

15%

redujo el consumo de agua per cápita.

Consumo de agua (M3)

333.521
2016
25,7%
419.248
2017
-0,7
416,453%
2018

Consumo per cápita en parques recreativos Comfama
(litros / usuario / año)

80,6
2016
104,1%
2017
88,6
2018

Las principales disminuciones en el consumo de agua se presentaron en los parques recreativos, donde hicimos controles de fugas, mejoramos el proceso de retrolavado de filtros de piscinas, instalamos válvulas ahorradoras, educamos a nuestros trabajadores, contratistas y usuarios frente al uso racional del agua, y realizamos una disminución significativa en el consumo para procesos de riego, ayudados por las lluvias que se presentaron durante el año.

Las fuentes de consumo de agua en Comfama provienen principalmente del acueducto público y de fuentes superficiales. Sin embargo, hemos recurrido a la extracción subterránea para las operaciones en zonas alejadas, y a la captación y almacenamiento de agua lluvia como una alternativa para riego y funcionamiento de servicios sanitarios. Contamos con concesión del recurso, tanto para las superficiales como para la subterránea, otorgada por la respectiva autoridad ambiental. El líquido es tratado en nuestras plantas de potabilización cuando es utilizado para el consumo humano.


En Comfama, durante 2018, redujimos el consumo total de agua, incluso con la expansión territorial de nuestras operaciones.

Proporción de agua extraída
(2018) (%)

alt-text

51,8%
Consumos de agua superficial
45,6%
Acueducto
2,5%
Consumos de agua subterránea
0,1%
Agua lluvia recogida

Proporción del agua vertida por destino
(%)

alt-text

52,5%
Suelo
46,3%
Sistema de alcantarillado
1,2%
Aguas superficiales

306-1 Los vertimientos que generamos corresponden a aguas residuales domésticas, de las cuales 152.012 m3 se vierten directamente al sistema de alcantarillado público y 172.487 m3 son tratadas internamente, previo vertimiento al suelo o fuente receptora.

302-1, 302-4

Durante el año el consumo total de energía eléctrica fue un poco más de 51.051.000 MJ, lo que equivale a un incremento de 0,9% con respecto al año anterior.

Consumo de energía por fuente
(Mega julios)

Consumo de energía por fuentes no renovables
.
Consumo de energía comprada a la red nacional

Como observamos en el gráfico, destacamos la disminución del consumo en fuentes no renovables, y el uso racional y eficiente de los servicios públicos en la prestación de nuestros servicios. Esto significó un incremento en el consumo de energía eléctrica de la red pública, que prestó los mismos servicios con mayor número de sedes y usuarios que el año anterior.

La disminución en fuentes no renovables obedece principalmente a la reducción del 50% del consumo de Acpm, producto del cambio de los tractores, que funcionaban con este combustible en el Parque Arví por vehículos eléctricos, en el mes de junio de 2018.

Para reducir el consumo de energía eléctrica realizamos dos acciones significativas:

  • Cambio de ascensores en San Ignacio, Aranjuez y Girardota, lo que representa un ahorro mensual del 8% en el consumo respecto a los sistemas de ascensores anteriores.
  • Cambio del chiller del aire acondicionado de la sede San Ignacio, lo que representa un ahorro mensual del 30% en el consumo de energía, respecto al sistema anterior.


Usar menos Acpm equivale a dejar de emitir 23 toneladas de CO2 al año a la atmósfera, o reforestar nueve hectáreas de bosques con una densidad de 400 árboles por hectárea.

306-2

Nos trazamos como objetivo minimizar la generación de residuos y maximizar su aprovechamiento, lo que permite reducir costos operativos y mitigar el impacto ambiental. La generación total de residuos fue de 871,6 toneladas, lo que representa una disminución del 11,3% con respecto al año anterior.

Generación de residuos
(toneladas)

26,4
751,5
2016
43,1
939,4
2017
45,8
6,3%
825,8
12,1%
2018
Peligrosos
No peligrosos

Una parte importante en la disposición adecuada de residuos recae en el manejo posterior al uso de los servicios, por consiguiente, es clave impactar la responsabilidad extendida del productor y el compromiso de los consumidores.
Los programas posconsumo facilitan la gestión de los residuos especiales y peligrosos. En Comfama contamos con tres: dos de residuos peligrosos (pilas y medicamentos) y uno con propósito social (recolección de tapas plásticas para la Fundación Sanar).

Disposición de residuos sólidos
(toneladas)

alt-text

0
400,7
Relleno sanitario
25%
214,9
Reciclados
24%
210,2
Compostados
0
45,8
Incinerados
49%
los aprovechamos –el 25% como material reciclable y el 24% son residuos orgánicos que van a composteras–.
46%
de los residuos sólidos los disponemos principalmente en los rellenos sanitarios.
5%
los incineramos –residuos peligrosos–.

Programas de posconsumo
(kg)

161
584
2016
446
309
2017
735
592
447
2018


En 2018 tuvimos un incremento en todos los programas de pilas y tapas plásticas e iniciamos el plan de recolección de medicamentos vencidos, entregando en total 1,8 toneladas de residuos.

Pilas con el ambiente
Tapas plásticas – Fundación Sanar
Punto Azul (medicamentos vencidos)